El mundo cada vez más interconectado e interdependiente de hoy, el dominio de otros idiomas es una habilidad vital que te brinda la oportunidad de interactuar con el mundo de una manera más inmediata y significativa, ya sea en tu vecindario o a miles de millas de distancia. De igual manera es importante para competir y triunfar en la economía global.

¡Conéctate!

Uno de los aspectos más gratificantes de la experiencia humana es nuestra capacidad para conectarnos con los demás. Los bilingües tienen la oportunidad única de comunicarse con una gama más amplia de personas en su vida personal y profesional. Conocer el idioma te convierte en un local sin importar dónde te encuentres, abriendo tu mundo literal y figurativamente. Construirás amistades para toda la vida. Y solo por estas razones, veras la recompensa de aprender idiomas durante muchos años.

Avanza en tu carrera

Las habilidades lingüísticas pueden ser una ventaja competitiva significativa que te distingue de tus compañeros monolingües. Se encuentran entre las ocho habilidades principales requeridas para todas las ocupaciones, sin importar su sector o nivel de habilidad, y la demanda de profesionales bilingües está aumentando exponencialmente. Los empleadores buscan profesionales que puedan comunicarse sin problemas con los clientes en mercados extranjeros nuevos y en expansión, así como servir y vender a una gran población nacida en el extranjero aquí en casa. Como incentivo adicional, en muchos casos, las habilidades lingüísticas también conducen a bonificaciones de contratación y aumento de salarios. Cualquiera que sea su aspiración profesional, con las habilidades lingüísticas agregadas a la combinación, ¡está por delante de la multitud!

Alimenta tu cerebro

Las personas que hablan más de un idioma han mejorado la memoria, la resolución de problemas y las habilidades de pensamiento crítico, mayor concentración, capacidad para realizar múltiples tareas y mejores habilidades para escuchar. Cambian entre tareas competitivas y monitorean los cambios en su entorno más fácilmente que los monolingües, además de mostrar signos de mayor creatividad y flexibilidad.

Gana perspectiva

A medida que exploramos un nuevo idioma y cultura, naturalmente hacemos comparaciones con lo que nos es más familiar. Aprender sobre otra cultura arroja luz sobre aspectos de nuestra propia cultura, tanto positivos como negativos, que quizás no hayamos considerado previamente. ¡Puede que aprecie más lo que tiene, o puede que decida cambiar las cosas!